Página principal

Vida después de la Muerte


Descargar 0.71 Mb.
Página13/16
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño0.71 Mb.
1   ...   8   9   10   11   12   13   14   15   16

Peter Ramster.
De toda la investigación que he hecho a través de los años, el profesional más impresionante que he encontrado, que utiliza la terapia de la hipnosis, en cuanto a mostrar cómo la regresión a vidas pasadas se relaciona con la reencarnación, es el psicólogo Peter Ramster de Sydney, Australia, el cual comenzó siendo un escéptico.

La siguiente información está tomada del importante libro de Peter Ramster, “En Búsqueda de Vidas Pasadas” (1990) y de un discurso que dio en la Novena Convención Nacional Australiana de Hipnoterapéutas en el hotel Wentworth Sheraton de Sydney, el 27 de marzo de 1994 y de las películas que realizó sobre la reencarnación.

En 1983 desarrolló un impresionante documental para la televisión en el que cuatro mujeres de Sydney, que nunca habían salido de Australia, dieron detalles de sus vidas pasadas en estado de hipnosis. A continuación, acompañado por cámaras de televisión y testigos independientes fueron hasta el otro lado del mundo.

Una de las mujeres a la que se le realizó la regresión fue Gwen MacDonald, una acérrima escéptica antes de su regresión. Recordó una vida transcurrida en Somerset, Reino Unido, entre 1765 y 1782.



Muchos hechos de su vida en Somerset que hubiera sido imposible sacar de un libro, fueron confirmados delante de testigos, cuando ella fue llevada a donde se le hizo la regresión:

  1. • Cuando fue llevada, con una venda en los ojos al área que indicaba, de Somerset, pudo encontrar ese camino perfectamente, a pesar de que nunca había salido de Australia.

  2. • Fue capaz de señalar correctamente tres direcciones localizadas en la villa que decía conocer.

  3. • Supo orientar al equipo de filmación, mucho mejor que con las indicaciones reflejadas en los mapas.

  4. • Conocía la ubicación de una cascada y la posición donde habían estado las piedras para caminar. Los habitantes locales confirmaron que las piedras habían sido quitadas hacía 40 años.

  5. • Señaló la existencia de una intersección donde ella afirmaba que habían existido cinco casas. Las pesquisas posteriores probaron que eso era correcto, que las casas habían sido derrumbadas hacía 30 años, y que una de ellas había sido una “sidrería” como afirmaba.

  6. • Demostró conocer correctamente los nombres que las villas tenían 200 años atrás, aún cuando en los mapas modernos éstos no estaban reflejados.

  7. • Demostró que las personas que afirmaba haber conocido, habían existido y uno de ellos estaba en la lista de los registros del regimiento al cual ella afirmaba haber pertenecido.

  8. • Conocía en detalle leyendas locales que fueron confirmadas por historiadores de Somerset.

  9. • Pronunció correctamente antiguas palabras de la región oeste del país, las cuales ya no estaban en uso, ni siquiera en los diccionarios, palabras como “tallet” que significa desván.

  10. • También recordaba que los habitantes locales le llamaban “St. Michaels” a Glastonbury Abbey, un hecho que solo pudo probarse leyendo un antiguo libro de historia de hace 200 años, no disponible en Australia.

• Fue capaz de describir correctamente la forma en espiral que un grupo de Druidas (sacerdotes celtas) subían a Glastonbury Hill, para realizar su rito de primavera, un hecho desconocido para la mayoría de los historiadores.

  1. • Sabía que habían dos pirámides en los terrenos de Glastonbury Abbey, las cuales habían desaparecido desde hacía mucho tiempo.

  2. • Describió correctamente en Sydney tallas que fueron encontradas en una vieja casa situada a 20 metros de un arroyo, en medio de cinco casas a unos 800 metros de Glastonbury Abbey.

  3. • También fue capaz de dibujar con detalle en Sydney, el interior de una casa de Glastonbury Abbey, lo cual se comprobó que era totalmente exacto.

  4. • Describió una posada que se encontraba en el camino de la casa y fue encontrada allí.

  5. • Fue capaz de conducir al equipo directamente a la casa que es ahora un gallinero. Nadie sabía qué había en el suelo, hasta que lo limpiaron y en él encontraron la piedra que ella había dibujado en Sydney.

  6. • Los habitantes del entorno solían venir cada noche a preguntarle sobre cosas de la historia local y ella sabía dar las respuestas a todas las preguntas que se le hacían, tales como el problema que existía con el terreno pantanoso local, donde se estaba perdiendo ganado.

Cynthia Henderson, otra persona estudiada por Peter Ramster, recordó una vida anterior durante la Revolución Francesa. En estado de trance:



  1. • Habló en francés sin ningún acento.

  2. • Comprendió y contestó preguntas en francés.

  3. • Utilizó el dialecto de la época.

  4. • Conocía los nombres de las calles, los cuales habían sido cambiados y solo se podían encontrar en viejos mapas callejeros.

Peter Ramster tiene documentos de otros muchos casos de regresión a vidas pasadas, los cuales, en términos muy claros, constituyen una evidencia técnica para la demostración de la existencia de la vida posterior.


Recuerdo espontáneo de Vidas Pasadas.
El caso internacionalmente conocido de Santi Devi es uno de los casos más espectaculares de la historia del “recuerdo espontáneo” de vidas pasadas.

Este fue un caso ocurrido en India que comenzó en 1930, mucho antes de que el Dr. Stevenson comenzara a hacer sus investigaciones. Sin embargo, revisó el caso con la extensa documentación disponible y declaró que Santi Devi hizo, al menos, 24 declaraciones exactas, las cuales coincidían con hechos demostrables (Internacional Reencarnación, enero 1994 nº 1 Londres).

A la edad de cuatro años, en 1930, en Delhi, India, Santi Devi comenzó a mencionar ciertos detalles sobre ropas, comidas, gente, incidentes y lugares que sorprendieron a sus padres. De forma breve, Santi mencionó muchas cosas que luego se comprobaron como ciertas. Ella: * Se identificó en la vida anterior como Lugdi que solía vivir en Muttra, a 128 Km. de distancia.

* Habló con el dialecto del lugar sin haberlo aprendido antes.

* Afirmó haber dado a luz un hijo que murió diez días más tarde, hechos que después se comprobaron que habían ocurrido a Lugdi.

* Cuando fue llevada a Muttra reconoció al que fue su esposo en la vida anterior llamado Kedar Nath, y habló de muchas cosas que hicieron juntos.

* Identificó con acierto un número de objetos y señales de orientación, que ella usaba en su anterior vida en Muttra.

* Fue capaz de decir correctamente cómo estaban distribuidos los muebles en la casa donde ella vivió.

* Recordaba que en su vida anterior había escondido 150 rupias en un hueco de una esquina de una habitación de la casa. Su esposo de la vida anterior confirmó que el dinero no estaba ahí porque él lo había tomado.

* También identificó a los padres de Lugdi entre una multitud de personas.

Este caso resultó ser tan impresionante, que las autoridades organizaron un comité de personas prominentes, incluyendo a un importante político, a un abogado y al director de un periódico, para investigar el caso.

El comité quedó más que satisfecho al ver que Shanti sabía cosas de las cuales no podía tener conocimiento en su vida actual, para utilizar el engaño, fraude u otra forma ilegítima. Ninguno de los miembros del comité conocía a Shanti, ni tenía ninguna conexión con ella. Su veredicto definitivo fue hecho en unos términos muy claros en los que la evidencia era una prueba concluyente de la reencarnación.

El caso fue conocido internacionalmente y atrajo la atención de muchos sociólogos y escritores. En los años 1950 un escritor sueco, Sture Lonnerstrand viajó a India para conocer a Shanti Devi y continuar la investigación de los hechos, comprobados por él mismo. También llego a la definitiva conclusión de que el caso de Shanti Devi es una prueba fehaciente de reencarnación (Internacional Reencarnación, Enero 1994 nº 1 Londres).
Arthur Guirdham y la Sra. Smith.
Un caso ocurrido en Inglaterra que convenció a muchos expertos incluyendo al psiquiatra Dr. Arthur Guirdham fue el de la Sra. Smith, un ama de casa inglesa corriente y perfectamente sana quien, durante años estaba sufriendo terribles pesadillas en las que se veía estar siendo quemada en la hoguera (Guirdham 1970).

Ella le dio al Dr. Guirdham copias de dibujos y canciones en verso que había escrito cuando era estudiante. Expertos en historia de la Francia Medieval confirmaron que estaba escribiendo en “languedoc”, el idioma del Sur de Francia de los siglos XII y XIII.

También continuó asombrando a los expertos por su conocimiento de los Cátaros en Toulouse, quienes fueron perseguidos por las fuerzas de la inquisición. Reprodujo, en 1944, palabra por palabra, canciones que solo fueron descubiertas en archivos en 1967; esta señora conocía detalles históricos que solo salieron a la luz más tarde después de una ardua investigación, tales como:

• Dibujos correctos de viejas monedas francesas, joyas y croquis de edificios.



  1. • Detalles correctos sobre la familia y las relaciones sociales, las que no aparecen en los libros de texto, pero que finalmente fueron encontrados a través de los registros sobre la Inquisición.

  2. • Que la cripta de cierta iglesia era usada para encarcelar a prisioneros religiosos.

  3. • Detalles de ritos y vestidos religiosos.

Tan impresionado quedó el Profesor Nellie, la mayor autoridad existente durante ese periodo, que recomendó a Guirdham que en el futuro, cuando aparecieran diferencias entre el punto de vista histórico aceptado y los recuerdos de su paciente, él debía aceptar lo que le decía el paciente.

Más tarde Guirdham descubrió a otras personas del entorno que compartían también los mismos recuerdos, lo cual documentó en el libro “Los Cátaros y la Reencarnación”. Él pasó, de un total escepticismo que le valió ser apodado como “Tomás el que duda”, a poner su considerable reputación en tela de juicio, dando conferencias a sus colegas de la profesión médica británica acerca de “La Reencarnación y la Práctica de la Medicina” (Guirdham 1969).
Dr. Ian Stevenson.
La investigación científica sobre la reencarnación llevada a cabo por el Dr. Ian Stevenson, Profesor de Psiquiatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de Virginia, EE.UU. es la más brillante de todas. De forma específica investigó lo que se conoce como “recuerdo espontáneo de vidas pasadas”.

A lo largo de un considerable número de años, el Dr. Stevenson ha entrevistado a más de 4.000 niños en Estados Unidos, Inglaterra, Tailandia, Birmania, Turquía, Líbano, Canadá, India y otros lugares más, donde encontró niños que afirman recordar un número de incidentes de sus vidas pasadas. Los procedimientos de investigación científica incluyen la revisión y el análisis de documentos (cuando éstos son relevantes), como cartas, informes de autopsia, certificados de nacimiento y defunción, registros de hospitales, fotografías, recortes de periódicos y similares.

Los registros médicos son especialmente importantes cuando un niño afirma haber sido asesinado en una vida pasada. El Dr. Stevenson ha podido encontrar en los casos de muerte violenta, que el niño puede tener una marca de nacimiento en el lugar donde fue acuchillado o recibió el disparo, o cualquiera que haya sido la causa de la muerte y dejó su señal.

Un ejemplo de uno de los casos de marca de nacimiento del Dr. Stevenson es el de Ravi Shankar. Él recordaba haber sido horriblemente decapitado siendo niño, por un familiar que esperaba heredar la riqueza del padre del niño. El niño que recordaba esta circunstancia tenía una marca de nacimiento alrededor del cuello. Cuando se investigó este caso se comprobó que la persona que afirmaba haber sido, realmente murió decapitado.

Un segundo caso se refiere a un niño en Turquía que recordaba haber sido un ladrón, y que cuando estaba a punto de ser apresado por la policía se suicidó disparándose con un rifle, poniendo el cañón del arma debajo de la mandíbula, por la parte derecha.

El niño que afirmaba recordar esta vida pasada tenía una singular marca de nacimiento debajo de su mandíbula. En una investigación adicional, también se encontró otra marca de nacimiento encima de su cabeza, exactamente donde la bala habría salido. Cuando el Dr. Stevenson estaba investigando este caso particular en Turquía, un anciano informó al Dr. Stevenson que él recordaba el incidente y testificó sobre las características del disparo.

Es importante comprender que el Dr. Stevenson puso su considerable reputación en tela de juicio cuando comunicó su trabajo al resto del mundo a través de las más prestigiosas publicaciones psiquiátricas, como son The Journal of Nervous and Mental Disease (Septiembre 1977) y The American Journal of Psychiatry (Diciembre 1979).

El Dr. Stevenson publicó varios volúmenes sobre casos de recuerdos de vidas pasadas, y cada vez que un volumen era publicado, más confirmación detallada se acumulaba como evidencia de la reencarnación.

El trabajo de investigación científica del Dr. Stevenson estremeció al mundo académico, sacándole de su usual complacencia escéptica. Fue una de las primeras veces que un científico con una reputación establecida en ciencias físicas producía una clara evidencia a favor de la reencarnación, e inevitablemente, de la existencia de la vida póstuma.

Por supuesto que también existieron aquellos que trataron de criticar la investigación del Dr. Stevenson, pero los críticos no eran científicos, ni tenían la necesaria preparación técnica para rebatir los métodos científicos utilizados por el Dr. Stevenson. Muchos de estos críticos de poca talla mantenían un sistema de creencias que era intrínsecamente hostil a la reencarnación.

Existían otros que repetían las críticas que se le habían hecho a Stevenson sin haber examinado antes por si mismos, su trabajo científico. Por ejemplo, en el libro de Paul Tabori y Phyllis Rápale, “Más allá de los Sentidos” (1971) un “prominente” miembro de la SPR, George Medhurst, admite que él conocía muy poco acerca del trabajo del Dr. Stevenson, en respuesta a una pregunta que le fue hecha, pero obsérvese la evidente hostilidad sin causa justificada que manifiesta, contra el trabajo del Dr. Stevenson cuando dice:

“Yo solo conozco un poco sobre estas investigaciones y se también que se han producido algunas críticas acerca de los resultados, porque se ha dicho que Stevenson no habría tenido el tipo de contacto necesario con las personas con quienes él estaba tratando” (1971: 216).

En primer lugar George Medhurst admite su ignorancia técnica sobre la investigación científica del Dr. Stevenson. En segundo lugar, está confiando en lo que dice otra persona para criticarle. Tercero, Medhurst no identifica quién es esa otra persona, si es que existía otra persona.

Medhurst acepta la supuesta crítica vertida como válida y si ésta no hubiera existido, él no la hubiera podido repetir. Esta clase de falta de honestidad intelectual y engaño por parte de Medhurst es una indicación de hasta qué punto algunos escépticos de mente cerrada llegarán, con tal de denigrar un gran trabajo científico.

Contrariamente, también existían científicos objetivos con reputación nacional, que atestiguaron a favor de la profesionalidad y alta credibilidad de la estricta observancia de los métodos científicos del Dr. Stevenson. Estos incluyen al Profesor Dr. Albert J. Stunkard, Presidente del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Pennsylvania, EE.UU. Entre otras declaraciones positivas dice:

“El Dr. Stevenson es el hombre más crítico que conozco trabajando en esa materia, y quizás el más juicioso, con un talento para realizar controles de investigación apropiados”.

El Profesor Dr. Gertrude Schmeidler, de la Ciudad Universidad de Nueva York dice entre otras cosas:

“Stevenson es una persona muy cuidadosa y consciente, de gran habilidad intelectual y elevado nivel profesional. Sigue el más laborioso sistema para obtener y analizar los datos”.

El Profesor Dr. Herbert S. Ripley, Jefe del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Washington en Seattle, dice:

“Tengo la más alta opinión de Stevenson. Le considero minucioso y honesto. Creo que somos afortunados de tener a alguien con su habilidad e integridad investigando esta área que produce controversia”.

El Dr. Harold Lief, en el Journal of Nervous and Mental Disease (Septiembre 1977) dice entre otras cosas:

“O está cometiendo un error colosal o será reconocido como el Galileo del siglo XX.

El Dr. Stevenson comenzó a interesarse en el recuerdo espontáneo de vidas pasadas cuando, en la cima de su profesión como psiquiatra, encontró que los remedios tradicionales en psiquiatría con algunos pacientes no producían resultados satisfactorios. Encontró muchos casos que no podían ser explicados satisfactoriamente por la genética, por influencias ambientales ni por una combinación de ellas.

Marta Lorenz
Un caso muy convincente investigado por el Dr. Stevenson fue el caso dado en Brasil con la niña Marta Lorenz, quien a la edad de un año reconoció a un amigo de sus padres con las palabras “Hola Papa”. Alrededor de los dos años, ella empezó a hablar sobre detalles de una vida previa en la que había sido la mejor amiga de su madre, al ser la hija de un amigo de la familia, y que ella había reconocido previamente. Muchos de los detalles que facilitó no eran conocidos por la madre de la niña, pero fueron más tarde confirmados por varias personas del entorno.

Recordó 120 detalles no relacionados entre si, acerca de su vida anterior en la que se llamaba María de Oliveiro. Estos recuerdos incluían detalles que María le había dicho a su mejor amiga (su madre en la existencia actual) inmediatamente antes de morir. Los detalles se referían a que ella trataría de renacer como la hija de su mejor amiga, y que tan pronto como pudiera se lo haría saber y le contaría circunstancias de su vida anterior ( Stevenson 1974).


Imad Elawar.
El Dr. Stevenson entró sin anunciarse en un poblado druso (miembro de una secta musulmana) en Líbano, y preguntó a los pobladores si conocían algún caso en el que los niños hablaran de vidas pasadas.

Habiéndole indicado un caso, de nuevo sin previo aviso, se fue a la casa de un niño de cinco años de edad llamado Imad Elawar.

Desde la edad de un año, Imad había estado hablando incesantemente acerca de una vida anterior, en la que había vivido en otro poblado situado a 40 Km. de distancia del que vivía actualmente.

A la edad de un año, sus primeras palabras habían sido los nombres “Jamileh” y “Mahmoud”; a la edad de dos años él detuvo a un forastero en la calle, identificándole como un vecino de su vida anterior.

El Dr. Stevenson entrevistó al niño y a los padres y anotó más de 57 afirmaciones, separadas unas de otras, sobre su vida anterior. Cuando el Dr. Stevenson fue con el niño y sus padres al otro poblado para investigar, tardó varios días en localizar la casa en la que había vivido anteriormente el niño. Ningún contacto previo se había realizado con esos familiares, pero sin embargo:


  1. • Imad fue capaz de hacer 13 afirmaciones e identificaciones correctas acerca de su vida anterior, incluyendo fotografías suyas y de su hermano.

  2. • Reconoció fotografías de su tío anterior, Mahmoud y de su concubina, una prostituta llamada Jamileh.

• Fue capaz de señalar detalles de dónde guardaba su rifle, un secreto conocido solo por su madre, y de cómo su cama fue acondicionada durante su última enfermedad.

  1. • También detuvo a un forastero y tuvo una larga conversación con él sobre sus experiencias conjuntas en el ejército.

En total, El Dr. Stevenson calcula que de las 57 afirmaciones hechas por Imad acerca de su vida anterior, 51 podían ser verificadas (Stevenson 1978).


Explicaciones alternativas.
Cuando los críticos son confrontados con esta convincente evidencia de la reencarnación, ellos tratan de justificar hábilmente los resultados.

Afirman que los resultados son causados por percepción extra sensorial, telepatía o clarividencia; “el niño era capaz de sintonizar con la gente de su alrededor y extrajo de ellos toda la información acerca de las circunstancias”.

Como alternativa, los escépticos también habían argumentado la posibilidad de fraude, criptomnesia, posesión de espíritus, fantasía, paramnesia, subconsciente colectivo o memorias heredadas.

Veamos como examinó el Dr. Stevenson cada uno de estos argumentos (Stevenson 1977):


Percepción extra sensorial.
Quien sugiere que estos niños están leyendo las memorias de otras personas vivas, tendría que aceptar la existencia de la percepción extra sensorial (PES), también conocida como telepatía o transmisión del pensamiento. Si se aceptara esta posibilidad solo debilitaría la posición del escéptico, porque durante décadas estos mismos escépticos han estado argumentando, y aún argumentan, que la PES y la telepatía no existen. ¡O la PES existe, o no existe!

Aún más, El Dr. Stevenson afirma que si los niños tienen poderes extrasensoriales, los tendrían todos en general o no los tendría ninguno.

Sencillamente, no tiene consistencia lógica que los escépticos digan que una persona tiene PES en relación con sus vidas pasadas, pero no en relación con todo lo demás.

Stevenson continúa explicando que en el contexto de lo que se conoce sobre PES en relación con los médiums y demás personas sensitivas, estos niños tendrían que tener “súper PES”. Esto es debido a que en algunos casos, los niños tienen una cantidad significativa de información, extendiendo las fronteras de los casos de PES conocidos en la actualidad.

En muchos casos los niños tendrían que leer las memorias de, no solo una persona, sino de muchas personas, porque la información que poseen no se encuentra en solo una persona. Esto requeriría ser capaz de leer las mentes de diferentes personas, de forma tal que, cada una tendría solo una parte de la información. El Dr. Stevenson dice que “toda la información conocida no reside en una sola mente viviente”.

No hay suficiente cantidad de PES que pueda explicar el cambio de comportamiento de estos niños. En muchas ocasiones los niños toman la personalidad de quienes afirman haber sido. Esto es algo que no se puede explicar atribuyéndoselo a la PES. Stevenson explica que es difícil para cualquier crítico que no conoce bien estos casos, comprender la “magnitud de estos cambios de comportamiento y personalidad”.

Otra dificultad particular para los críticos que se basan en la PES, es el hecho de que muchas veces los niños revelan cómo eran las cosas cuando ellos vivían en la vida anterior, no como son las cosas ahora. Léanse los epígrafes anteriores sobre el famoso caso de Shanti Devi, quien afirmó que cuando vivía en la vida anterior, ella escondió 150 rupias en el hueco de una esquina de la casa donde vivía. Cuando los investigadores excavaron en el sitio indicado no encontraron el dinero y su anterior esposo, avergonzado, admitió que él era el responsable de haber tomado ese dinero. Si ella hubiera estado leyendo su mente, hubiera conocido también este hecho.

Las marcas de nacimiento y las deformidades en los niños tienen más alcance que la explicación basada en la PES. Estos niños, de acuerdo con el criterio del Dr. Stevenson, frecuentemente tienen una marca o marcas en su cuerpo y explican que ese es el lugar donde recibieron un disparo o fueron mutilados con alguna herida. Los padres atestiguan que esas marcas estaban presentes desde la infancia. Otros niños nacidos con deformidades, faltándole miembros o dedos, afirman que esas deformidades indican la causa de su muerte anterior.

En algunos casos, el Dr. Stevenson tuvo acceso a los archivos de hospitales para confirmar estas afirmaciones. En consecuencia, Stevenson pudo establecer la relación entre las marcas de nacimiento y los archivos de hospitales (autopsia) que revelaban la causa de la muerte.

1   ...   8   9   10   11   12   13   14   15   16


La base de datos está protegida por derechos de autor ©www.espanito.com 2016
enviar mensaje