Página principal

Estado, poder y gobierno


Descargar 16.36 Kb.
Fecha de conversión18.07.2016
Tamaño16.36 Kb.
ESTADO, PODER Y GOBIERNO
Las Disciplinas Históricas:

Para el estudio del Estado las dos fuentes principales son:



  • La historia de las instituciones políticas

  • La historia de las doctrinas políticas

La historia de las instituciones se desarrolló después que la historia de las doctrinas, de manera que los ordenamientos de un sistema político han sido conocidos mediante la reconstrucción, e incluso la formación o idealización, hecha por los escritores identificados.



  • Hobbes con el Estado absoluto

  • Locke con la monarquía parlamentaria

  • Montesquieu con el Estado limitado

  • Rousseau con la democracia

  • Hegel con la monarquía constitucional, etc.

La primera fuente para el estudio autónomo de las instituciones frente a las doctrinas está constituida por los historiadores: comentando a Maquiavelo reconstruye la historia y el ordenamiento de las instituciones de la república romana.

Posterior al estudio de la historia viene el estudio de las leyes que regulan las relaciones entre gobernantes y gobernados, el conjunto de las normas que constituyen el derecho público, las primeras historias de las instituciones fueron historias del derecho, escritas por juristas que frecuentemente tuvieron experiencia directa en los asuntos de Estado.

Hoy, convencionalmente, el inmenso campo de investigación está dividido entre dos disciplinas didácticamente diferentes:



  • La filosofía política

  • La ciencia política


Hobbes llamaba Philosophia Civilis (Filosofía Civil) al conjunto de los análisis sobre el hombre en sus relaciones sociales.

En la Filosofía política están comprendidos tres tipos de investigación:



  • sobre el fundamento del Estado, o el poder político, con la consiguiente justificación (o injustificación) de la obligación política;

  • sobre la mejor forma de gobierno o sobre la óptima república;

  • sobre la esencia de la categoría de lo político o de la politicidad, con la disputa preponderante sobre la distinción entre la ética y la política.

Hoy entendemos por “ciencia política” una investigación en el campo de la vida política que satisfaga estas tres condiciones:



  • el principio de verificación o de falsificación como criterio de aceptabilidad de sus resultados;

  • el uso de técnicas de la razón que permitan dar una explicación causal en sentido fuerte y también débil del fenómeno indagado;

  • la abstención o abstinencia de juicios de valor, la llamada “avaluatividad”.


Punto de vista sociológico y jurídico
Con la doctrina general del Estado entró por largo tiempo en el uso de las teorías del Estado la distinción entre doctrina sociológica y doctrina jurídica del Estado. A su vez la tecnificación del derecho público era la consecuencia natural de la concepción del Estado como Estado de derecho.

De aquí la necesidad de una distinción entre el punto de vista jurídico, para reservarlo a lo juristas, y el punto de vista sociológico que habría debido valerse de la contribución de los sociólogos, de los etnólogos, de los estudiosos de las diversas formas de organización social.

La distinción de Jellinek fue reconocida como una aportación importante, había afirmado que la doctrina social del Estado “tiene por contenido la existencia objetiva, histórica y natural del Estado”, mientras que la doctrina jurídica se ocupa de las “normas jurídicas que en aquella existencia real deben tener éxito, entre la esfera del deber ser.
Funcionalismo y Marxismo
La teoría marxista y la teoría funcionalista, entre las dos teorías existen diferencias respecto a la concepción de la ciencia en general como en referencia al método; pero la diferencia fundamental radica en la ubicación del estado en el sistema social considerado en su conjunto. La concepción marxista de la sociedad distingue en toda sociedad histórica, por lo menos desde cierta etapa del desarrollo económico, son dos momentos: la base económica y la superestructura. Las instituciones políticas, en una palabra el estado, pertenece al segundo momento. El momento subyacente que comprende las relaciones económicas, caracterizadas en toda época por una determinada forma de producción, al contrario la concepción funcionalista ( que proviene de Parsons) concibe el sistema global en su conjunto dividido en cuatro subsistemas caracterizados por las funciones igualmente esenciales que cada uno desempeña para la conservación del equilibrio social.

Al subsistema político corresponde el conjunto de las instituciones que constituye el Estado es una de las cuatro funciones fundamentales de todo sistema social.


En todo caso, el subsistema al que se le atribuye una función preponderante no es el subsistema económico sino el cultural, porque la mayor fuerza cohesiva de todo grupo social dependería de la adhesión a los valores y a las normas establecidas, mientras la teoría funcionalista, especialmente su versión parsoniana, está dominada por el tema hobbesiano del orden, la teoría marxista está dominada por el tema de la ruptura del orden, por el paso de un orden a otro, mientras la primera se preocupa esencialmente del problema de la conservación social, la segunda se preocupa fundamentalmente del cambio social.

La relación entre el conjunto de las instituciones políticas y el sistema social en general está representada como una relación demanda-respuesta. La función de las instituciones políticas es la de dar respuesta a las demandas que provienen del ambiente social o, de acuerdo con una terminología común de, convertir las demandas en respuestas. Las respuestas de las instituciones políticas son dadas bajo formas de decisiones colectivas obligatorias para toda la sociedad.

Estado y Sociedad

La familia es tomada en cuenta por Aristóteles como la primera forma embrional e imperfecta que su estudio es ubicado al inicio de la política. Hoy la sociología política es una parte de la sociología general; la ciencia política es una de las ciencias sociales; el Estado como sistema político es con respecto al sistema social un subsistema.


Al considerar la relación política como una relación específica entre dos sujetos de los cuales uno tiene el derecho de mandar, otro el deber de obedecer. La sociedad política comienza a ser entendida fundamentalmente como un producto voluntario de los individuos que deciden con un acuerdo recíproco vivir en sociedad e instituir un gobierno.
Johannes Althusius, uno de los mayores artífices, define la política “es el arte por medio del cual los hombres se asocian con objeto de instaurar, cultivar y conservar entre sí la vida social. Por tal motivo se define Simbiótica”.
Para Locke, la finalidad del gobierno civil es la garantía de la propiedad que es un derecho individual.

Para Spinoza y Rosseau es la libertad.


La más alta expresión práctica de esta mutación son las declaraciones de los derechos norteamericanas y francesas, en las cuales está enunciado solemnemente el principio de que el gobierno es para los individuos y no los individuos para el gobierno.
La única palabra de género conocida por los antiguos para señalar las diversas formas de gobierno era Civitas.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©www.espanito.com 2016
enviar mensaje